Skip to main content

BRISK AND COFFEE ®

el momento intenso de la vida
Inicio  Quienes somos  La experiencia del café  La oferta  La franquicia  Únete a nuestro equipo  Mapa sitio  Iniciar sesión de miembro  Contacto   
La historia del café > Cómo se cultiva el café > El tostado > Como preparar un café > Técnicas para la cata > Efectos de la cafeína > Actividad del café > Circulación de la cafeina >  
Actividad en el organismo

En el Cerebro

La cafeína tiene una acción vasoconstrictora sobre la circulación cerebral. Alarga la duración de vigília, retrasa la aparición de la sensación de cansancio, sobre todo en lo que concierne a actividades intelectuales o repetitivas. Puede impedir los dolores de cabeza. En todo caso, su acción es beneficiosa ya que disminuye la intensidad del dolor y favorece el efecto analgésico de la aspirina.

En el Corazón
Si se goza de una buena salud, el consumo normal de café (hasta 5 tazas a lo largo del día) no afecta ni las funciones cardiovasculares, ni el ritmo cardíaco, ni la presión arterial. Sin embargo, en el caso de ciertas afecciones cardíacas, se desaconseja beber café.

En el Hígado
El café estimula ciertas actividades enzimáticas, facilitando el efecto de ciertos medicamentos.

En los Músculos
Los efectos varían según la persona y el tipo de actividad física efectuada. La cafeína excita el sistema nervioso central, aumenta la resistencia y retrasa la aparición de la sensación de cansancio.
No mejora el rendimiento físico, pero facilita las actividades que requieren una coordinación compleja, como el manejar máquinas o vehículos.

En los Pulmones
La cafeína provoca la dilatación de los bronquios, lo cual contribuye a luchar contra las crisis asmáticas. Sin embargo, el polvo de café verde puede ocasionar reacciones alérgicas, de tipo cutáneo o respiratorio.

En el Estómago
La cera y las grasas del café estimulan la secreción ácida del estómago. Por esa razón, hacen que el café sea indigesto mezclado a la leche. Los cafés bajos en grasa permiten evitar dicho inconveniente.

En los Riñones
La cafeína tiene efectos diuréticos.

En el Páncreas
El café aumenta la secreción externa del páncreas. Un consumo moderado no está contraindicado para los diabéticos, a no ser que provoque un estado de nerviosismo o de ansiedad, susceptible de afectar el control de la glucemia.

En el Embarazo
El café no modifica las condiciones fisiológicas del embarazo. Sin embargo, el feto elimina la cafeína muy lentamente y por lo tanto se recomienda limitar el consumo.