Skip to main content

BRISK AND COFFEE ®

el momento intenso de la vida
Inicio  Quienes somos  La experiencia del café  La oferta  La franquicia  Únete a nuestro equipo  Mapa sitio  Iniciar sesión de miembro  Contacto   
La historia del café > Cómo se cultiva el café > El tostado > Como preparar un café > Técnicas para la cata > Efectos de la cafeína > Actividad del café > Circulación de la cafeina >  
Efectos de la Cafeína

¿Qué es la cafeína?
Es el único componente del café que provoca efectos fisiológicos importantes. Está presente en el café, el té, el chocolate y en numerosas bebidas endulzadas que no contienen alcohol. El consumo de la cafeína es difícil de evaluar en razón de la multiplicidad de sus fuentes y contenidos variables según las bebidas de donde provenga. La cafeína posee un efecto vasoconstrictor a nivel cerebral, a la inversa de sus efectos vasodilatadores periféricos. Esta propiedad permite explicar la presencia de la cafeina en un cierto número de especialidades antimigraña. La cafeína tiene también la propiedad de potencializar la acción analgésica de ciertos medicamentos.

¿Qué otras sustancias contiene el café?
Entre los minerales, el café es rico en potasio, uno de los elementos que favorece las contracciones musculares, incluyendo la cardíaca. Contiene también calcio, indispensable para los huesos y dientes; magnesio, que juega un papel importante en el equilibrio nervioso; cromo y manganeso, que actúan sobre el metabolismo de los carbohidratos y la actividad enzimática celular. Entre las vitaminas, encontramos la vitamina E (antioxidante) y la PP o niacina que actúa sobre la conformación de los tejidos, la piel y el sistema nervioso. En cuanto a los lípidos, el grano de café contiene un aceite formado por ácidos grasos libres y triglicéridos, además de azúcares como la sacarosa, fructosa y glucosa que no ejercen una función nutritiva.

¿Una taza de café estimula la memoria?
La cafeína en dosis moderadas (2 ó 3 tazas al día) facilita la asimilación de la información, haciendo más fácil el proceso de memorización. Sin embargo, dado que cada nueva información necesita un cierto tiempo para ser incluida en la memoria, si se exagera en su consumo el estímulo es excesivo y las neuronas, sobreexcitadas, trabajan muy velozmente, siendo más difícil retener la información.

¿Tomar un café ayuda a mejorar el estado de ánimo?
Verdadero. Un experimento realizado en Norteamérica ha revelado que una hora y media después de haber tomado dos cafés, el nivel de endorfina (la morfina natural producida en forma espontánea por el cuerpo humano y capaz de mejorar el estado de ánimo), se aumenta sensiblemente. Además, un estudio reciente realizado en Inglaterra durante 7 años y efectuado sobre 120.000 personas, ha revelado cómo entre los habituales consumidores de café es más baja la mortalidad por suicidio. La hipótesis, todavía por confirmarse, es que el café puede tener un efecto antidepresivo.

¿La cafeína calma la fatiga?
Verdadero. Por un efecto paradoxal, la cafeína actúa con mayor fuerza en los momentos en los que el estado de vigilia comienza a decaer. Entre más cansado esté el individuo, una taza de café le ayuda más a sobreponerse de esta condición (en inglés se llama efecto lift, o sea ascensor). De aquí que una taza en la mañana o después del almuerzo, cuando aparece la somnolencia, posea extraordinarios poderes estimulantes. Es por la misma razón que a una persona despierta y atenta no le afectará tomarse un café de noche.